Buffalo: el antes y después del styling

Buffalo: el antes y después del styling

El estilo Buffalo cambió para siempre la manera en que la moda comenzó a expresarse tanto en revistas como en campañas gráficas. Además de dar pie a una estética punk y desenfadada, el estilo Buffalo hizo aparecer una nueva figura clave en los equipos creativos: la del stylist o productor de moda.

A fines de los ’70s, el movimiento punk se tomaba por asalto la ciudad de Londres en un tono de protesta nunca antes visto. Mientras que la calle hablaba por sí misma en cuanto a estilo, las revistas continuaban con un ideal hegemónico y convencional para mostrar la moda. Esta desconexión fue uno de los detonantes para un grupo de jóvenes británicos que decidieron construir sus propias imágenes de moda. Rebeldía, diversidad étnica, límites de género difusos, pero por sobre todo, un fuerte sentido urbano fue lo que motivó al escocés Ray Petri a armar equipo con el fotógrafo británico Jamie Morgan para establecer lo que sería la piedra angular del styling editorial: el colectivo Buffalo.

Hasta el momento, el oficio del productor de moda, o stylist era inexistente. Existían los editores de moda que, a su antojo, manejaban una visión estructurada y binaria de lo que “debía ser la moda”, teniendo a su cargo la dirección de toda la visualidad de las editoriales de moda. Por lo tanto, sabiendo que las revistas del mainstream no acogerían su visión rupturista, los fundadores del colectivo Buffalo decidieron llevarla a revistas más alternativas y vanguardistas como i-D y The Face. Desde entonces, el estilo Buffalo comenzó a revolucionar el mundo editorial marcando un antes y un después en la manera de hacer estilismo. Gracias a las influencias estéticas de Ray Petri, quien durante los ’60s viajó por África, Australia y el Caribe, el estilo Buffalo tomó una forma desenfadada en la que elementos militares y étnicos se mezclaban con la sastrería tradicional británica y ropa deportiva, dándole un toque modernizante y andrógino a cualquier look.

Aunque el estilo Buffalo nos parezca cotidiano y típico de ver en todas las revistas de moda existentes hoy, esta manera de concebir la construcción de looks fue una verdadera revolución a comienzos de los ’80s. Músicos como Bob Marley y Neneh Cherry fueron embajadores visibles de este estilo, incluso dedicándoles canciones como “Buffalo Soldier” y “Buffalo Stance”, respectivamente. Así mismo, modelos como Naomi Campbell y los hermanos Barry y Nick Kamen (convertido en cantante y recientemente fallecido) crecieron bajo el alero del colectivo Buffalo para luego llegar a figurar en la alta moda a comienzos de los ’90. Luego de la muerte de Ray Petri en 1989, Jamie Morgan ha continuado su trabajo fotográfico en varias revistas, así como en campañas de diversas marcas de moda.

...

Pese a que el colectivo Buffalo está extinto, su legado es eterno. La libertad para hacer de las editoriales de moda un punto de convergencia entre estilo y emotividad, así como la aparición de la figura del estilista, quedarán para siempre en la vida y obra de Ray Petri. En el año 2000, el V&A Museum organizó una exposición con la edición del libro “Ray Petri: Buffalo”. Luego, en 2015 la marca Dr. Martens lanzó su colección Spirit of Buffalo, la que acompañó de un cortometraje dirigido por el  mismo Jamie Morgan.